Excelentísimo Ayuntamiento de La Guardia

Vino

_0001s_0005_Vino

La importancia social, cultural y económica del sector vitivinícola de Castilla-La Mancha queda de manifiesto al considerar sus más de 500.000 hectáreas de viñedo, así como el elevado número de puestos de trabajo que generan las 225 cooperativas y 365 bodegas que hay repartidas por la geografía castellano-manchega, viviendo de la vid y del vino el 70% de la población rural. De este modo, Castilla-La Mancha se ha convertido en el primer productor de vino de España, con una media anual de entre 20 y 25 millones de hectolitros, copando el 80% del mercado mundial de mostos y alcohol vínico, con una facturación que supera los mil millones de euros. Una tierra que aman todas las cepas y en la que conviven nueve Denominaciones de Origen y seis Pagos Vitícolas.

La competitividad de este sector estratégico, unida a los métodos de cultivo, la tecnología enológica utilizada en sus elaboraciones y su amplia gama de variedades, han hecho posible que los caldos de La Guardia sean de los más demandados del mercado. La Guardia cuenta en al actualidad con dos bodegas de vino, una de ellas es la cooperativa “San Juan Bautista de la Concepción” y  una bodega particular: “Bodegas Martue”. http://www.martue.com.

En agosto del 2009, con la publicación en el Boletín Oficial del Estado de la orden del Consejo de Desarrollo de Agricultura y Rural de Castilla la Mancha, Bodegas Martue fue reconocida con el título de “Vino de Pago Campo de la Guardia”.

¿ Qué significa  “Denominación de Origen de Pago (DO de Pago)” ?

El distintivo de calidad de Vinos de Pago, asegura que los vinos son producidos con uvas de una muy limitada área geográfica, con una composición del suelo y un clima únicos. Estas características específicas de microclima y terroir, hacen que estos vinos se diferencien especialmente. Actualmente hay 13 fincas en España con ese reconocimiento. Bodegas Martue es una de ellas.

El Turismo Enológico o Enoturismo se presenta como una incipiente alternativa vacacional y de desarrollo económico. La creciente inquietud por contar con experiencias dentro del tiempo libre y de ocio, las mayores posibilidades a nuestro alcance para viajar y, sobre todo, una mayor apreciación del mundo del vino y de la cultura que lo rodea, han hecho de los viajeros del siglo XXI unos turistas más ávidos de explorar este tipo de oferta vacacional y de ocio.

El Turismo Enológico es un turismo en el cual diversos elementos involucrados en el proceso de elaboración del vino (bodegas, viñedos y su entorno) se colocan en el centro de la experiencia vacacional.